Ya estamos en Sicilia

Sicilia • 14 de agosto de 2010

Hoy hemos tenido la primera experiencia siciliana. Ha sido todo un poco caótico.

Todo empezó en el aeropuerto de Barajas. Los controladores tienen líos, total que nuestro avión salió tarde porque “había mala visibilidad”; el piloto estaba igual de cabreado que nosotros. Día despejado en Madrid, por supuesto. El avión era muy pequeñito, yo no podía ir erguido por el pasillo. Luego llegamos a Palermo, donde vimos como las maletas salían del avión delante de nosotros, aún así no pudimos cogerlas de la que salían de la bodega; pero tampoco tardaron mucho. Lo peor fue que literalmente se tardan 15 minutos en llegar desde la terminal hasta donde se recoge el coche.

Aeropuerto de Palermo

Ya en el coche, pusimos rumbo a Cefalù, el pueblo más destacado según la guía de la costa norte de Sicilia. No llevábamos ni diez kilómetros conducidos y vimos la primera trastada al volante: camión en el carril derecho, coche adelantando por el carril izquierdo, pero lentamente y otro coche nervioso detrás de él… pues va el tío y ni corto ni perezoso ¡se mete entre el coche y el camión! Increíble.

Tuvimos otro retraso añadido al del avión: un incendio hizo que pararan el tráfico bastante tiempo. Total que llegamos a Cefalù ya casi sin tiempo para verlo. El único problema que tenía el pueblo es la cantidad de gente, no había donde aparcar (nos han puesto una multa y todo, en fin) y la playa estaba llena de gente. El pueblo eso sí, a pesar de la cantidad de gente que había, agradable, con buen chasis y muchas cuestas.

Playa de Cefalú

Tampoco pudimos estar mucho tiempo porque dormíamos en Messina y es una distancia. Así que fuimos a Messina. En Messina sólo vamos a pasar una noche, mañana ya dormiremos en las faldas del Etna.

Messina por la noche da un poco de miedo, el hotel es muy malo (NH Royal Palace), se cae a cachos y encima a Ceci le han estropeado el DNI en la recepción… ya hemos mirado en la guía que en Siracusa hay un consulado honorario. Veremos.

En cualquier caso, para cenar hemos ido a una pizzería recomendada por la guía que se llama Poppi Poppi. A nuestro lado había una gran cena familiar, eran más de 20 seguro, con muchos niños. Se lo estaban pasando bien.

Cenando

Por nuestra parte, a ver si mañana mejora esto. Retraso en vuelo, atasco en la autopista, multa, DNI estropeado… no ha sido un buen comienzo de vacaciones. Pero mejorará.