Educación en Bolivia

Bolivia • 12 de marzo de 2013
Por la ignorancia se desciende a la servidumbre, por la educación se asciende a la libertad.
Diego Luis Córdoba (1907-1964) Abogado y político colombiano

Bolivia es el último país en educación de toda Sudamérica según leí el domingo pasado en el periódico. Eso es lo que me habían contado, esa es la realidad y aún así cuando lo ves entras en shock. Los niños tienen 4 horas de escuela, que quedan reducidas a 3h y 15min al tener un recreo de media hora y cambios de clase. Pueden tener turno de mañana o turno de tarde. No sólo faltan medios, también falta formación y motivación.

Los profesores ganan apenas unos 100 dólares al mes y trabajan con 35 niños por clase, así que la vocación acaba difuminándose. Las nuevas políticas escolares quieren incluír una hora de guaraní, aymara o quechua a elegir. Como les sobran horas, pues a poner un idioma útil para estos niños.

Bolivia invierte más de su PIB en educación que España pero puede que la inversión no vaya dirigida a las necesidades más inminentes. Por ejemplo, se da un portátil a cada profesor con la cara de Evo grabada en la parte de arriba y en un fondo de pantalla imposible de borrar.

Gran parte de las tareas son de copia. Copia del himno boliviano, copia del himno cruceño, copia del himno andino, copia del himno quechua, copia del himno guaraní… También son muy importantes las portadas. Una semana de cada asignatura dedicada a pintar una portada bonita en la libreta: música, matemáticas… cada trabajo también tiene que ir acompañado de una buena portada pintada a mano, bien coloreada, bien decorada.

Así están. De momento así piensan quedarse porque no hay plata. Hasta que no reformen este sistema educativo no van a tener posibilidades de salir de la miseria.

Es realmente descorazonador.