Huellas de amor

Bolivia • 2 de abril de 2013

Huellas de amor es un grupo de voluntarios bolivianos que ofrecen atención sanitaria gratuita. Los integrantes son todos miembros del Hospital Virgen Milagrosa aunque no tienen relación con la dirección, simplemente son un grupo de compañeros de trabajo que tomaron la decisión de ir un poco más allá.

Todo empezó cuando Esther, una de las chicas, se encontró un día a un anciano en el centro, perdido. El señor le contó que vivía en Montero en una residencia de ancianos que recibía algunas ayudas gubernamentales para comida pero que tenían que renovar la concesión de dichas ayudas cada X tiempo. Un hombre se suponía que tenía que haberlo acompañado, pero había desaparecido así que se encontraba solo en la gran ciudad sin saber cómo apañárselas para conseguir la comida para él y el resto de sus compañeros. Esther, consternada, lo ayudó y además se interesó por él y el lugar donde vivía. Se quedó muy sorprendida al saber que no tenían asistencia médica. Muchos ya no se podían valer de su seguro y no había centro médico... bueno, había pero no había médicos que quisieran atender porque no era rentable.

Al día siguiente comentó lo triste del caso en el hospital y entre varios pensaron que estaría bien que ellos fuesen y los atendiesen. Se corrió la voz y así un grupo de médicos, enfermeras y auxiliares se juntaron y decidieron ofrecer sus servicios y un montón de muestras médicas de medicamentos.

El nombre de Huellas de amor viene al parecer de que todo lo que hacen, lo hacen con amor.

Su plan es reunirse al menos dos veces al año, para ofrecer asistencia médica y medicación gratuita a aquellos que lo necesiten. Tras el éxito de Montero, se hicieron camisetas y han empezado a organizar visitas a aquellos sitios que saben que tienen necesidad de sus servicios, como por ejemplo la parroquia de Fidelia, donde yo misma pude colaborar el pasado viernes.

Todo el mundo es bienvenido a colaborar.