Logroño

La Rioja • 6 de octubre de 2013

Vistos los monasterios de Suso y Yuso, como el tiempo no era el mejor (aunque ha ido mejorando a lo largo del día) fuimos a Logroño, a conocer la ciudad. No hicimos mucho, simplemente aparcamos al lado del ayuntamiento, fuimos a la oficina de turismo y nos dieron una ruta por el casco histórico, que seguimos. Eso sí, como es domingo, todos los sitios están cerrados. Lo que no estaba cerrado son los bares, así que comimos a base de tapas por la calle Laurel, haciendo caso a la oficina de turismo.

Logroño es una ciudad agradable y con buena pinta. El Ebro, el río más caudaloso de España, pasa por ella, aunque la ciudad vieja está sólo a un lado. Es una ciudad totalmente plana, cómoda. Una buena capital de provincia.

Dejo unas fotos:

Don Claus
Jamón y vino
Orientándose
Calle Portales