Fabada camboyana

Camboya • 28 de febrero de 2014

Hoy es el último día de Ana. No mola. Hemos dedicado la mañana todos a recoger y hacer las maletas, Ana que se va y nosotros que tenemos que dividir la ropa que vamos a dejar en Phnom Penh y la que nos vamos a llevar en la mochila a nuestro pequeño recorrido.

A medio día fuimos todos los voluntarios con Kike al Lonely a tomar la fabada que el Prefecto había preparado el día anterior (con muy buen criterio, que así estaba reposada). Comimos de todo: gazpacho, una fabada buenísima, tartas varias… vamos a salir rodando del país.

{}

Después de comer se ha ido Ana y nosotros nos hemos ido a la oficina de correos para enviar de una vez nuestras postales. La despedida fue breve, pensamos vernos en Madrid a la vuelta.

De tarde Cris y yo hemos ido a probar los famosos masajes de los ciegos. Increíble. Por 6USD te dejan nueva: una hora de masaje de la cabeza a los pies. El local es cutre con ganas, pero funciona muy bien. Según entras te dan un pijama como de hospital y te guardan tus pertenencias en un armario con llave.

Te tumbas en una camilla en el hall que comunica directamente con la calle (cualquiera que pase puede verte si hace por ello pero de otra manera conservas tu intimidad) y un chico ciego te pregunta cuánto tiempo quieres de masaje y cuánta intensidad. Mi espalda entre yoga, MIR, cama camboyana y jeep estaba bastante baldada y el chico me la ha arreglado. Me parece muy curioso que no te tocan la piel: todo va por encima del pijama y si tienen que tocarte una zona expuesta utilizan una toalla.

Salimos nuevas y agotadas, como si acabásemos de pelearnos con los ciegos, así que tuvimos que ir al White Rose a reponer fuerzas con un batido. Por el camino nos encontramos con el segundo grupo de voluntarios, que nos estuvieron contando cosas de su viaje de tres semanas por Camboya y nos han puesto los dientes largos, haciéndonos un poco más fácil la idea de dejar la Prefectura.

Quedamos todos juntos para cenar en la barbacoa coreana, qué idea tan fabulosa. Hay que importarla en España YA.