Gargantas del Todra y del Dadés

Marruecos • 2 de septiembre de 2014

Hoy hemos tenido un día muy completo. Por la mañana hemos ido con un chico del pueblo a hacer una ruta por las gargantas del Todra y por la tarde hemos ido en coche a visitar las del Dadés. La excursión empezó a las 08:30 de la mañana porque queríamos evitar las horas punta de sol y los locales no parecían muy dispuestos a salir antes. Menos mal que el día ha estado nublado y no acabamos haciendo la ruta bajo un sol abrasador como habíamos pensado inicialmente. Kamal, nuestro guía, era un chaval del pueblo muy habituado a hacer estas rutas que nos llevó al principio por la garganta pero en seguida nos subió por las montañas hasta llegar a las cumbres donde viven los nómadas. Aunque no coincidimos con ninguno, sí que vimos restos de casetas para cabras, algún burro y a la lejanía, algunas personas.

_DSC2622
Volvimos agotados pero contentos y nos cruzamos con las chicas del pueblo que estaban lavando la ropa en el río.
_DSC2659
Después de comer  y descansar un ratito, cogimos el coche y fuimos hasta las gargantas del Dadés. Nuestra impresión es que el palmeral es más grande que el del Todra, pero menos bonito. Lo que sí que impresiona más es la garganta, aunque quizás sea porque nos metimos más en ella. La carretera, que es bastante famosa y sale en casi todas las guías de Marruecos, es más fotogénica que impactante in situ.
_DSC2681