Una vuelta en 4x4 por el desierto

Marruecos • 4 de septiembre de 2014

Esta mañana hemos ido con Omar, uno de los hermanos de Alí, con un 4x4 por el desierto. Es un buen guía, nos explicó bien las cosas. La vuelta duró unas 5 horas, con parada incluida a tomar té con una familia nómada de verdad.

_DSC2796

Toda la región es un desierto, con una parte famosa que es por la que vamos los turistas, que son las dunas de Erg Chebbi, una zona de dunas de unos 27 km. Las dunas se formaron por unas inundaciones hace unos 20.000 años (datos de Omar), con lo cual tienen agua debajo; la arena mantiene el agua. Eso permite que haya gente que vive en las inmediaciones de las dunas, en lo que se conoce como desierto negro, que tiene ese color porque está formado por roca basáltica. El agua, sin embargo, sigue siendo un problema; de hecho no ha habido ninguna lluvia importante desde 2006. Tan es así, que el lago que había al lado de Merzouga está seco.

Dunas de Merzouga
Contemplando el desierto negro

Además de alguna familia nómada, que aún queda, se ven restos de un pueblo abandonado construido por los franceses, que tenían allí minas de plomo. El plomo ya no es tan valioso como antes, así que ya apenas hay actividad.

Poblado abandonado

Otra de las cosas que hicimos fue ir a tomar té con unos nómadas. Aunque en realidad sólo tomamos té con él padre; la mujer y los hijos no se unieron, aunque andaban por allí. Es increíble que haya gente que aún vive así cuando a muy poca distancia existe un pueblo más o menos civilizado.