Pura Tanah Lot

Indonesia • 27 de agosto de 2015

Hoy dejamos Ubud. Ceci intentó comprar café sin éxito: la tienda estaba cerrada. La primera parada del día era, para variar, un templo: Pura Tanah Lot.

Pura Tanah Lot tiene un enclave estupendo, es un templo pequeño en una isla o península, según esté la marea; algo parecido a le Mont Saint-Michel. Además, como está relativamente al sur (parte más turística de Bali), está lleno de gente.

Pura Tanah Lot

La verdad es que como templo no es gran cosa. Intentamos acceder al templo propiamente, pero no nos dejaron: teníamos que estar purificados. Así que nos purificamos: te echas agua en la cara y luego un tipo te echa más agua, te pone una flor en la oreja y unos granos de arroz en la frente. Tal cual:

Ceci purificada

La purificación es a cambio de un donativo, se ve que pagar la entrada (30.000 rupias cada uno, unos dos euros) no es suficiente donativo. El caso es que purificados y todo al templo no se puede entrar.

Como nota curiosa, al ser un templo tan famoso, también hay turistas indonesios y no solo extranjeros, así que de vez en cuando te piden fotos contigo. A diferencia de Borobudur, aquí Ceci era bastante más popular que yo.

Visto el templo, fuimos a la playa de Seminyak. Aquí sí nos bañamos, pero las olas son increíbles; esto es un paraíso para surfistas, no para bañistas. Las olas imponen. Sin embargo, a mí me dio bastante menos miedo que la playa de ayer porque la corriente es “más noble”. Las olas serán, calculo, que de unos tres metros, o sea que cuidado. Por eso la playa está vacía, la gente se instala en resorts o hace surf. Para comer hemos ido a la recomendación de la Lonely más cercana, el Mano Café (primera línea de playa, comida estupenda).

Splash

Respecto al aspecto de la zona, va empeorando a medida que se va hacia el sur, pero sin llegar en ningún momento a ser una maravilla, parece Benidorm pero con un tráfico horrible. Lo que sí que hay son muchas tiendas con buena pinta.

Lo de tráfico horrible es poco, llegar al hotel, en Balangan, nos ha llevado mucho tiempo, más de dos horas. La playa de Balangan no es apta para el baño (demasiadas piedras), sólo para el surf. Dicho esto, es una playa muy bonita. Pero mañana iremos a la playa de Jimbaran, a ver qué tal.

El hotel en el que nos quedamos (Bangalan Sea View) está… aceptable. Seguramente tuvo mejores años. Las zonas comunes están bien, pero la habitación es un poco cutre, especialmente el baño donde está todo oxidado y la cadena del WC está hecha con las asas de una bolsa de basura.

Para cenar hemos ido a la playa a un chiringuito, eso sí que son vistas y lo demás cuento.